Bakio Bai y Guzan se unen para defender Gaztelugatxe

La plataforma municipal bermeana Guzan acuerda con la plataforma Bakio Bai colaborar entre sí para impedir el parking de Gaztelugatxe.

La alarma social generada por la Diputación Foral de Bizkaia al impulsar la construcción de un parking nuevo en las inmediaciones de Gaztelugatxe, en su acceso por Bakio, preocupa y mucho a ambas plataformas municipalistas que apoyan la protesta social de SOS Gaztelugatxe a través de las más de 100.000 firmas que el movimiento social ha recogido ya  en Internet.

La reunión del miércoles 5/02/2020, en la sede del Ayuntamiento de Bakio, es tanto para los miembros de Bakio Bai Josu Garay (concejal) y Aitor Crucelegui, como para los concejales bermeanos de Guzan, Xabi Ortuzar, Miren Gabantxo, y Maite Alonso la oportunidad de unir fuerzas para mediar entre las varias instituciones que asumen responsabilidades a diferente escala sobre Gaztelugatxe y buscar una solución: la “Comisión Gaztelugatxe de Voluntarios”, el Ayuntamiento de Bermeo, el Ayuntamiento de Bakio, la Diputación Foral de Bizkaia, el Gobierno Vasco, la Diócesis de Bilbao y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España. 

Más allá del despilfarro de un millón de euros de dinero público previsto por la Diputación Foral de Bizkaia, se trata de hacer un grave ataque medioambiental en un bien común, un paisaje sagrado para las personas que viven en el territorio entre Bakio y Bermeo. Porque un bien, es común, porque muchos creen que ha de serlo o creen que lo es, y la situación actual de explotación turística sin control, desvirtúa el sentido de dicho paisaje en San Juan de Gaztelugatxe y además, es un mal ejemplo de gestión del territorio. En todo caso, ambas plataformas con representación política en Bakio y Bermeo, han subrayado la importancia de la movilización ciudadana para retrasar -hasta después de hacer la valoración turística del verano- la decisión de la Diputación de Bizkaia sobre las obras del nuevo parking en Gaztelugatxe.